las capas de cobertura

 

Miércoles 30 de Marzo 2016

 

Después de tener pegados entre sí el casco y cubierta, llega la hora de las capas de cobertura.
Estas capas tienen a finalidad de crear una “costra” dura de resina para preservar lo más posible la madera de erosiones. Aparte de esto cubriremos totalmente el tejido para que el acabado sea lo más suave y nivelado posible.
Para mí lo ideal es cuatro capas, si bien tres ya podrían ser.
20160215_212124-2Si aprovechamos el famoso efecto “tacking” no tendremos que dar lija entre capa y capa de resina agilizando el trabajo y haciéndolo mas cómodo. Si empleamos el artilugio al que hago referencia en trucos y consejos “emulando a Da Vinci” podemos dar las capas de resina al casco y la cubierta de una vez. De lo contrario tendremos que esperar a que se seque para poder aplicar la capa por el lado contrario.
Estas capas pueden ser aplicadas mediante brocha o rodillo.
Si lo hacemos a brocha es buena técnica extender la resina en el sentido de la veta, luego en sentido contrario, para terminar de nuevo en sentido de la veta. Solapando un poco los avances de resina que estamos creando abarcaremos no más de 30cn de largo. No debemos recrearnos mucho en esto ya que la resina es “poco agradecida” con mucha manipulación, no es barniz. Como cuando hemos laminado, para trabajos como este: largos, usaremos siempre endurecedor lento, para que nos dé un plus de tranquilidad al trabajar.20160215_212157-2
La brocha la dejaremos sumergida en alcohol etílico o en metiletilcetona durante el proceso de las capas y solamente la limpiaremos al final de la aplicación de éstas.
Aplicar la resina con rodillo (rodillo que aguante los disolventes) consume algo más de resina si bien el acabado será mejor, ahorrándonos trabajo en el lijado de preparación para el barniz de la ultima capa de resina. Estos rodillos no permiten su reutilización de una capa a otra ya que se descomponen y dejaríamos las partículas pegadas a la resina. Tendremos que emplear un rodillo por capa.
Aunque no lijemos entre capa y capa podemos raspar algún goterón de resina ahora que la resina no está muy dura, así no se nos acumula el trabajo.
Después de la ultima capa tenemos que dejar endurecer bien la resina durante al menos una semana.
20160215_212135-2Después de este tiempo lijaremos con lija de agua. Añadir al agua un chorro de jabón lavaplatos es una fantástica ayuda y evitaremos que la lija no se nos entrape con la resina. Podemos utilizar lijas de grano grueso si es necesario 80/100 etc, si bien terminaremos con grano 180, para que el barniz tenga buena adherencia.
Terminaremos la preparación para el barniz limpiando el casco con agua limpia y un paño de microfibra. Después el mismo protocolo pero con alcohol etílico.

 
Ya podemos pensar en el barniz!!.