el asiento

14 de marzo de 2016

A este apartado a veces no se le da la importancia que creo que tiene y tenemos que pensar que sentados sobre el pasaremos a veces varias horas. Además de ser cómodo tiene que aportarnos “anclaje” al kayak. Por eso creo que no vale cualquier cosa.
Hay en el mercado muchas variantes de este tipo de artículo, tanto en asientos terminados, como en bases de espuma, También podemos “esculpirlo sobre una espuma de las llamadas de “célula cerrada”, es decir, que no adsorbe agua. O incluso fabricarla labrando una pieza de madera…etc.
Aunque las bases de espuma pueden se cómodas, estas son planas, con lo cual tendemos que preparar una base plana dentro del habitáculo para pegar encima la espuma acolchada. El principal problema de este tipo de asiento es que no nos ancla suficientemente bien al kayak, y nuestro cuerpo tiende a desplazarse de un lado a otro según los movimientos del mar.

cockpit_finishedEn el caso de un asiento esculpido en una plancha de espuma de célula cerrada, este problema es menos, pero el asiento tendrá una vida útil corta por el deterioro de este material por el uso. También seguramente tendremos el inconveniente de tener que comprar una plancha entera cuando nosotros emplearemos una pieza de 50X50cm aprox.
Si optamos por fabricarlo en madera, será un trabajo muy complejo y laborioso, A buen seguro el resultado será fantástico, pero merece la pena realmente??.

2015-04-09 19.16.58Para mí la opción que ganas a todas por goleada es la de un asiento comercial estándar en fibra de vidrio o carbono. Estas anatómicamente muy bien estudiados son cómodos y funcionales. El la mayoría de los casos el fabricante nos ofrece varias medidas, El tamaño a emplear dependerá del tamaño del palista y de la bañera del kayak. Con seguridad tendremos que hacer algunas modificaciones al asiento para adaptarlo a su emplazamiento. También tendremos que pensar en el modo de fijarlo al casco.
En esto como en casi todo lo referente a los kayak. Lo mejor siempre será lo más simple. Simple y fuerte seria las dos palabras claves.
Yo coloco los asientos de la siguiente forma…
Medimos el ancho total del asiento y sumamos a esa medida 4 o 5mm más para que tenga algo de holgura con respecto a los soportes de fijación que vamos a fabricar.
009_zps888yogq8 (1)Las plaquetas para fijar el asiento al kayak las podemos hacer de diversas formas.
Podemos laminar tejido sobre tejido hasta lograr un grueso de unos 4mm, sobre un cristal que previamente hemos impregnado con cera desmoldeante u otro sistema de desmoldeo. Este sistema es el ideal cuando la bañera es en carbono. Al menos la cara vista la laminaremos con este material.
También podemos recortar las plaquetas en contrachapado marino y laminarlas a dos caras con fibra de vidrio.
La medida de estas plaquetas nos las dará el tamaño y la forma del asiento.
La mejor forma de ubicarlas correctamente es mediante un formalete con la medida deseada. Esto nos asegura que estén bien aplomadas, alineadas y con el ancho correcto entre sí.
Fijamos las placas con unos puntos de cianocrilato y retiramos el formalete. Espesamos un poco de resina y por el interior de las placas aplicamos un grueso cordón. Esto aparte de pegar y fortalecer forma una curva suave que no lo agradece mucho el laminado que haremos después cuando este cordón esta al menos a medio endurecer, recordar siempre de aprovecha el punto “taking”. En caso contrario lijaremos. Laminaremos por dentro con varios tejidos. Fibra de carbono es lo ideal. Si no lo hacemos con este material, colocaremos mas capas de fibra de vidrio convencional. No escatiméis aquí. Estas plaquetas serán sometidas a fuertes tenciones, interesan que queden bien fuertes.010_zpsqnpx3nve
Fijaremos el asiento a las plaquetas mediante tornillos y palometas, todo en inox claro. Podemos colocar un tornillo por plaqueta o dos. Si colocamos dos, evitamos que el asiento pueda pivotar sobre el tornillo que colocaremos a continuación sobre la pestaña delantera del asiento que reposa sobre el fondo del casco . Para tener donde roscar este tornillo, pego en el fondo del casco una arandela ancha con un agujero perfecto para que entre en el una tuerca de métrica 6mm. Es el mismo sistema empleado para fijar los reposapiés, por eso cuando hagamos la gestión de soldar (por un profesional) las tuercas a las arandelas, acordémonos de esta fijación.
Antes de pegar la arandela a la base del casco, practico unas pequeñas muescas a la cara de la arandela que ira hacia el casco para aumentar la adherencia. Cuando tengamos bien calculada la ubicación de esta arandela lijamos la zona del casco donde ira colocada. Lijaremos unos 10cm alrededor para laminar encima como refuerzo.
Pegamos la arandela con resina espesada con el sistema habitual o con adhesivo epoxi. Aplicar un poco de vaselina en la rosca de la tuerca evita que la resina se cuele en este punto dificultando el roscado del tornillo.
Cuando este dura la arandela laminamos encima con fibra de carbono o de vidrio, al colocar el tejido hacemos un pequeño agujero para dejar libre la rosca de la tuerca.
El asiento no debe de estar apoyado directamente sobre el interior del casco ya que aunque parece que no tiene movimiento, algo siempre tiene, y ese movimiento va erosionando el fondo del casco de una forma que no creeríamos. Para evitar esto colocaremos una esterilla de goma encolada con cola de contacto o algún adhesivo compatible con la goma. También podemos laminar un trozo de tejido kevlar en la zona donde se posa el asiento. El kevlar es un tejido de aramida que tiene fantásticas propiedades para evitar la abrasión de la zona.
Importante: En estas instrucciones coloco el asiento en el fondo de casco. Podemos colocarlo ahí o mas levantado, Pero tenemos que pensar que al subirlo más vamos perdiendo estabilidad progresivamente. Un solo centímetro que parece nada, ya afecta a la estabilidad. Según diseño hay quien lo levanta algo para facilitar las maniobras y esquimos para “clavarse” menos el filo de la bañera en la zona lumbar. Esto es bastante personal y dependerá también de nuestra destreza como kayakista.