los pasacabos

2 de febrero de 2016

Este capítulo, como otros anteriores, podemos enfocarlo de varias formas (que novedad!!).

cropped-inicio-imagen-nautilus-2.pngfoto para inicio

Sé que podemos tener la tentación de no colocar cabos en cubierta, por estética y por ahorrar trabajo. Pero tenemos que pensar siempre que estamos construyendo un “kayak de mar” y una de las características de este tipo de kayak es precisamente la presencia de cabos en cubierta. Elásticos para poder entibar carga (estos para según qué uso podrían ser excluidos, aunque es muy recomendable contar con ellos) y rígidos para conformar la línea de vida y las asas de transporte. Estos últmos, sí que son imprescindibles y no debemos dejar de ponerlos ya que nuestra seguridad puede verse en comprometida en caso de caída del kayak. Una vez estudiado qué cabos queremos tener en cubierta y en qué distribución, pasamos al sistema de fijación de éstos a la cubierta.

Me centraré en dos formas de fijación.

Podemos colocar nuestros cabos de cubierta mediante tornillos, tuercas y arandelas (inox). Practicamos unos agujeros de un diámetro ligeramente superior al de tornillo (creo que métrica 6mm es lo más correcto), para poder aplicar resina en la pared del agujero y de esta forma no quede expuesta la madera al exterior. Con cinta sintética tejida de 2 a 2.5cm de ancho (la habitual en las mochilas, para entendernos) doblada sobre sí misma unos 10cm (aprox.), conseguiremos obtener el hueco suficiente para que pase un cabo o dos dependiendo de la necesidad, y que quede suficiente cinta para perforarla y pasar por ahí el tornillo para fijarlo con el al casco mediante tuerca. Calculando bien el largo del tornillo podemos usar tuercas “ciegas” que tienen la punta roma.

DSCN1631Para perforar la cinta sin que se nos deshilache podemos emplear un “sacabocados” de los usados en los trabajos con cuero (la herramienta empleada para hacer los agujeros de los cinturones, para que os hagáis una idea). No es una herramienta cara y es muy útil para este fin.

También podemos perforar la cinta mediante un punzón calentándole la punta al rojo, de esta forma perfora y quema los hilos de la cinta impidiendo que se deshilachen.

Este sistema es bastante sencillo aunque como todo, tiene sus inconvenientes.

En contra de este sistema estaría la inversión en tornillería. Tenemos que usar tornillería de acero inox calidad marina (316) y no otra, para que nuestros tornillos aguanten bien el ambiente salino. Este tipo de tornillería es cara y necesitaremos más tornillos de los que seguramente pensemos.

Otro de los factores en contra de este sistema es que en caso de mantenimiento del kayak para reparación o barniz, tiene un buen rato de trabajo el quitar y volver a poner el sistema. Tenemos también que tener en cuenta que pueden existir algunos tornillos que por su ubicación no permitan llegar con la mano para roscar la tuerca sobre el tornillo. En estos casos tendremos que pegar interiormente la tuerca. Para tener más base lo ideal es soldar la tuerca dentro de una arandela de gran tamaño y con un agujero de un diámetro similar al de la tuerca. Esto no los puede hacer sin problema un taller de carpintería de acero inox. Hemos de advertir al profesional que los puntos de soldadura han de ser de acero inox también.

2015-04-09 19.16.58A mí el sistema que más me gusta (y que empleo habitualmente en mis kayaks), es el sistema “maroske

Aunque es más complejo en su construcción, creo que tiene múltiples ventajas sobre el sistema anterior.

Es más barato ya que no requiere la compra de tornillos. Con sobrantes de tejido de fibra de vidrio y un poco de resina epoxi que ya la tenemos comprada, tenemos suficiente.

Es estéticamente mucho más bonito, y permite en caso de mantenimiento o sustitución de los cabos, quitarlos y volver a colocarlos en un momento.

En su contra estaría algo más de complejidad en su instalación y más horas de trabajo.

Como en el otro sistema lo primero es calcular la ubicación de los cabos en la cubierta. Una vez que tenemos el emplazamiento localizado, colocaremos un trozo de cinta de carrocero en el lugar donde queremos perforar los agujeros. Marcaremos con un lápiz dos puntos con una distancia entre ellos de unos 4cm.

pasacabos 17

pasacabos 16Con una broca de madera con punta de 15mm de diámetro haremos un agujero en estos puntos (mejor que una broca para este fin es una fresa de punta de 15mm, pero una broca bien afilada puede valer). Es importante colocar debajo de los agujeros que vamos a hacer un trozo de madera “mártir” para evitar un posible astillamiento de la madera a la salida de la broca. Sé que es un poco impresionante ver nuestro kayak como un colador, pero tener fe…es por una buena causa!!.

Una vez practicados todos los agujeros pegaremos un trozo de cinta de carrocero por el interior de éstos tapándolos.

pasacabos 15Mezclaremos resina epoxi con sílice coloidal y un poco de tinte negro universal (nunca al agua). Podríamos dejarlo tal cual sin el tinte, pero creo que estéticamente queda mucho mejor. Buscaremos un punto de espesor parecido a la Nocilla (como recomendé en otros apartados).

Ayudados de una pequeña espátula macizamos bien los agujeros los la resina ejerciendo un poco de presión para que no queden burbujas de aire ni zonas sin rellenar. Es preferible que quede incluso la resina “abultada” por la cubierta, para luego poder repasarla y que quede perfectamente enrasada. Cuando la resina este algo dura, es buen momento para retirar con cuidado las cintas de carrocero.

pasacabos 14Ya seca la resina procedemos a repasarla ayudados de una rasqueta y papel de lija de grano 80, con cuidado de no dañar el tejido de fibra de vidrio de alrededor.

Ahora calculamos el centro de esto rellenos de resina y ahí hacemos unos nuevos agujeros de un diámetro de 10mm. Es importante localizar bien el centro de estos rellenos para que el segundo agujero quede lo más centrado posible.

Colocaremos unos trocitos de fibra de vidrio de 100g a 160g entre los agujeros (4 es más que suficiente) como refuerzo para la tracción que va a sufrir hacia arriba.

pasacabos 7 Nos haremos con tubo flexible de PVC de 10mm exterior y 7mm interior, es un tubo bastante habitual y empleado entre otras cosas en aire acondicionado. Trozos de 12 a 15cm es más que suficiente. Dentro de estos tubos colocaremos otros trozos de cabo elástico de 6mm para evitar que el tubo de pliegue y estrangule, es conveniente que estos elásticos sean un poco más largos que el tubo de PVC. La resina epoxi no se adhiere al tubo de PVC pero puede crear algunas adherencias;podemos ayudar cubriendo este tubo con un poco de vaselina. No es mala idea practicar este sistema en un trozo de madera y de esta forma familiarizarnos con este trabajo y entre otras cosas decidir si aplicamos o no vaselina al tubo.

pasacabos 6Cuando tengamos el tubo de PVC con el cabo elástico en su interior, lo pasaremos por los agujeros entrando por la cubierta y volviendo a esta desde el interior describiendo un arco. Hay que tirar un poco de las puntas para que no quede un arco demasiado levantado pero sin pasarnos o nos costará un mundo extraer el tubo una vez seca la resina. Acotaremos con cinta de carrocero un perímetro en torno a los agujeros de forma rectangular ( 1.5 a 2cm alrededor es suficiente) esto más que nada es para trabajar con limpieza.

Espesamos la resina con sílice coloidal y tinte negro (no al agua), perdonad que me repita pero es importante. El punto de espesor será como suelo comentar, el de la nocilla, incluso algo mas para que no pasacabos 11se no descuelgue la resina del tubo (por eso no es malo practicar antes para decidir el grado de espesor que daremos a la resina). Cubriremos el tubo de PVC creando una pequeña “montañita” intentando que quede bien cubierto pero sin pasarnos con la resina. Cuando la resina tenga el punto de “tackin” o sea que este pegajosa pero no manche, mojaremos el dedo (siempre con un guante) en alcohol etílico y rozaremos la superficie de la “montañita” para alisarla, esto es muy agradecido y facilita que el tejido posterior quede bien pegado a la resina al eliminar las deformidades u protuberancias de su aplicación. Retiraremos la cinta de carrocero y ampliaremos el perímetro a un rectángulo de 3 o 4 cm alrededor de la montañita. Colocaremos 3 o 4 trozos de tejido de 100ª 160g sobre esta montañita y la saturaremos de resina, tratando de compactar lo máximo posible el tejido a la resina sin que queden bolsas depasacabos 2 aire, Cuando el tejido adquiera también el punto “tackin” recortaremos el tejido por el acotado de la cinta de carrocero. Si lo hacemos de esta manera evitaremos bastante trabajo al no tener que lijar entre acción y acción.

Para extraer los tubos de PVC ayuda aplicar un poco de aceite multiuso entre el tubo y el agujero creado una vez que hemos sacado el cabo elástico el el tubo de PVC de puede mover con las facilidad. Hay un pequeño truco que consiste que retorcer el tubo como un tirabuzón con unos alicates o tenazas con cuidado de no cortar el tubo, esto ayuda a soltar el tubo de sus pequeñas adherencias ya que al retorcerse sobre si mismo se reduce su diámetro.

pasacabos 1Bueno!!…hemos currado bastante pero ya tenemos nuestros flamantes pasacabos a coste prácticamente 0.

pasacabos 18