macizando las puntas

21 de enero de 2016

Macizar las puntas del kayak tiene dos funciones claras, una es la de fortalecer estas zonas y otra la de proporcionar una base fuerte y solida donde anclar el cabo de transporte. Es una técnica bastante simple y fácil de ejecutar si se siguen estas pautas:

puntas 2Cuando tengamos calculado el emplazamiento del cabo de transporte, acotaremos la zona a macizar con una pieza de plástico fácil de recortar a modo de “presa” de un embalse, con la forma del casco; y unos centímetros detrás del emplazamiento para el cabo, de forma que la zona quede suficientemente fuerte. No es necesario pasarnos de tamaño, ya que solo aportaría gasto de resina y peso.

Lijaremos la zona acotada para el macizado y colocaremos nuestra “presa” de plástico fijada con unos puntos de cianocrilato o de cola térmica por el exterior de dicha presa. Por la parte interior (en contacto con la resina) aplicaremos vaselina para evitar que la resina se pegue al plástico y de esta forma de pueda retirar con facilidad cuando la resina esté endurecida.puntas 3

Para hacer el relleno de las puntas espesaremos la resina epoxi con micro esferas de fibra de vidrio o con sílice coloidal, dándole a la mezcla una consistencia bastante espesa para que no trate de desplazarse de su ubicación a causa de lo que levantan la proa y la popa. También al hacer una mezcla más espesa, tendrá menos peso. Esta técnica tenemos que repetirla también en la cubierta, aunque aquí el aporte de resina será mucho menor. Esto es importante para que a la hora de pegar el casco con la cubierta tenga una superficie de contacto óptima.

puntas 1

 

 

 

 

Cuando el macizado de resina esté bien curado en el lugar elegido para situar el cabo de transporte, haremos un agujero pasante. Es recomendable empezar con una pequeña broca y trabajar por ambos lados del casco para garantizar que el agujero no se desvía; cosa que no es difícil por la forma del casco que nos hacer perder la situación del alineamiento cuidado aquí!!.

Seguiremos aumentando el calibre de la broca hasta llegar a un agujero próximo a los 15mm. Cuando estemos en este punto, taparemos uno de los agujeros con una cinta de carrocero.

Mezclaremos de nuevo resina con sílice coloidal y la tintaremos de negro con tinte universal (no al agua), aplicaremos la resina en el agujero presionando con una espátula pequeña hasta estar seguro en el agujero está totalmente macizado de resina. La marca de humedad que queda en la cinta de carrocero en el otro lado es un buen indicativo.

puntas 4

Una vez que este relleno esté bien curado y repasado exteriormente el exceso de resina que suele quedar, practicaremos un agujero de nuevo en el centro de este relleno, esta vez llegaremos a un diámetro de 8 o 10mm suficiente para que pase nuestro cabo de transporte.

Y no tiene mas!!,