los mamparos

19 de enero de 2016

Otro de los pasos que tenemos que decidir es la forma y el tiempo de instalación de los mamparos que tienen la finalidad de hacer de nuestro kayak una embarcación “insumergible” ya que quedan divididas de forma independiente las zonas de carga de proa y popa del habitáculo del kayakista. El agua que puede alojar este habitáculo no es suficiente para hundir nuestro kayak en caso de quedar anegado. Por otra parte disponemos de dos o más zonas de carga independientes para entibar material de la forma más seca posible. Además de todo esto los mamparos proporcionan al kayak una fortaleza estructural estupenda.mamparos 5

Estos mamparos puede ser fabricados de distintas formas, para mí la forma más correcta es fabricarlos recortando la forma del mamparo en un tablero contrachapado marino (5mm es suficiente) o formar el tablero con el resto de tiras de la construcción del casco y laminarlo con tejido a dos caras.

Un punto importante es el momento de colocación de estos mamparos. Porque está directamente relacionado con la forma de pegar el casco con la cubierta.

Si utilizamos la forma de unir el casco y la cubierta más extendida, que consiste en alinear el casco y la cubierta exteriormente con cinta de embalar y por dentro unir las dos partes con una cinta de fibra de vidrio, no tendremos más remedio que colocar los mamparos después de este punto. No soy muy partidario de esta técnica ya que creo que tiene dos carencias, la primera es que es muy trabajoso acoplar los mamparos con el casco ya cerrado. Además de esto, cuando pegamos el casco y la cubierta con cinta de fibra de vidrio tenemos muy difícil garantizar que las puntas de proa y popa queden bien laminadas ya que por la forma natural de la mayoría de los kayaks no tenemos por dentro del kayak contacto visual de estas zonas y trabajamos casi a ciegas. Para mí como en otros puntos de la construcción no es “opción”; aunque es la forma más extendida y por eso la explico como alternativa.

La forma que yo empleo y que considero que tiene muchas más ventajas, consiste en colocar los mamparos primero con el casco abierto que como habréis imaginado facilita mucho el trabajo y permite un acabado mucho más estético. Más adelante en la publicación que haré “cerrando el casco” hablaremos de este punto más detenidamente.

mamparos 4mamparos 3Una vez que tenemos calculado la situación de nuestros mamparos podemos sacar su forma mediante una plantilla de cartón (quizá lo mejor para evitar errores) o con ayuda de una falsa escuadra y una cinta métrica y calculando los ángulos y su largo. Recomiendo recortar el perímetro del mamparo unos dos milímetros de más para al colocarlo, levantar esos dos milímetros el mamparo con respecto al interior del casco con la idea que la resina o el adhesivo epoxi se “acumule”entre el canto del mamparo y el casco consiguiendo así mayor superficie de pegado.

Para un pegado perfecto hay que situar el mamparo en su ubicación definitiva previamente y lijar la zona cercana a la línea que ocupará el mamparo para garantizar una buena adherencia de la resina o del adhesivo epoxi. Con ayuda de unas pequeñas cuñas centramos el mamparo y lo aplomamos con una escuadra. Aplicaremos unos puntos de resina o de adhesivo epoxi y lo dejaremos curar. Cuando esté bien curado retiramos las cuñas y trabajamos sin miedo a que se nos pueda mover el mamparo de su emplazamiento. Si queremos trabajar más limpio a la hora de aplicar el cordón de resina o de adhesivo entre el mamparo y el casco, recomiendo acotar la zona cercana al cordón con cinta de carrocero que quitaremos inmediatamente después de aplicar este cordón para evitar que se pegue a él.

mamparos 2Como ya dije podemos pegar el mamparo espesando resina epoxi con micro esferas de fibra de vidrio dándole un punto se consistencia parecido al de la “nocilla” para evitar que descuelgue. Si queremos (por estética) añadiremos unas gotas de tinte universal (no al agua) para intentar igualar la resina con la madera, ya que las micro esferas de fibra de vidrio confieren a la resina un color blanco. Otra alternativa es utilizar un adhesivo epoxi.

20160118_195839Hay algunos adhesivos epoxi que viene formulados con un punto de consistencia óptima para evitar que descuelgue el cordón y poder de esta forma hacer cordones bastante voluminosos si queremos. Estos adhesivos también admiten añadir tinte, aunque suele tener un color marrón claro que queda bastante bien con la madera. Es un gasto más que se puede evitar, pero es cómodo trabajar con estos adhesivos. Yo también los empleo para cerrar el casco con la cubierta (ya hablaremos de esto), porque aparte de sus cualidades como adhesivo tiene un porcentaje de elasticidad superior a la resina epoxi.

Hay un truquito interesante para que nuestro cordón de resina o de adhesivo quede con un acabado fantástico que consiste en alisar el cordón con un dedo impregnado en alcohol etílico (vamos!! el de curar) cuando aún no esté endurecido del todo.

Otro paso acabado!!…vamos por el siguiente!!