Extracción de las cuadernas e imprimación del interior del casco.

Una vez endurecido nuestro laminado exterior del casco, recortamos los “faldones” sobrantes de tejido y damos la vuelta al kayak. Tendremos que fabricar unos apoyos con la forma del casco para poder trabajar ahora boca arriba. Antes de extraer las cuadernas marcaremos unos puntos con el lápiz para volver a colocar las cuadernas en su sitio.
(Lástima que durante esta fase, mi cámara de fotos fallara…)
Extraemos las cuadernas con cuidado… no debería costar mucho ya que al no tener strong back o viga por medio es más fácil manipular las cuadernas para desprenderlas de la cola térmica con que están fijadas al casco. Trabajar sin strong back no será todo ventajas como iremos viendo…
Dejamos de momento la cuadernas y nos centramos en el casco. Procedemos a raspar/cepillar y lijar para aplicar la mano de imprimación de resina….y por qué es importante esta fase?. Buena pregunta…!
Es interesante aplicar la imprimación antes de continuar construyendo la cubierta porque mientras empezamos o no con ella, el laminado está desequilibrado: es decir, el casco está laminado por fuera pero no por dentro creando inevitablemente tensiones ya que hemos extraído las cuadernas que apuntalaban el conjunto.Por otra parte, la cara interior del casco aún se encuentra en madera pura y dura y puede absorber humedad ambiental. Unidas ambas circunstancias, se corre el riesgo de que el casco se nos deforme de forma grave e irremediable en algunos casos. Sin pretender alarmar deberemos agilizar lo mas posible este episodio.
Raspar y cepillar el interior del casco es más penoso si bien el resultado no ha de ser tan “exquisito” como el del exterior del casco. Existen pequeños cepillos (la mayoría de estilo Japonés) que ayudan mucho al tener curvatura en uno o en los dos sentidos del cepillo. Estos cepillos y una rasqueta (en mi caso casera como podéis ver en la foto) que es una herramienta también muy practica para estos menesteres.
Después de limpiar el casco de defectos, escalones y bultos, pasamos a la lija con el mismo protocolo que en el caso del exterior del casco. Lo importante aquí es proporcionar una buena base al tejido y que al laminar no existan zonas en las que el tejido no contacte con la madera más que concentrarse en un acabado muy estético; en la zona de la bañera trabajaremos con más detenimiento ya que esa zona sí es visible.
IMPORTANTE: Una vez empezamos a cepillar y lijar el casco, si no nos da tiempo a acabar he imprimar todo en el mismo día, colocaremos las cuadernas dentro del casco como medida de precaución frente a las deformidades para continuar al día siguiente.
Imprimar el casco por dentro también evita que las gotas de cola del trabajo de la cubierta se adhieran al interior del casco quitándonos también trabajo.
Ahora pasamos a recortar las formas (la parte correspondiente a la cubierta) para volver a instalarlas de nuevo en el interior del casco.
Tenemos que fijarlas de forma mínima para que se pueda desmontar después el casco con facilidad. Un buen truco es colocar unos listones de madera entra las cuadernas con un par de puntos de cola térmica garantizando de esta forma que queden colocadas en su sitio correctamente. Para la conexión de la cuaderna al casco a la altura del filo exterior de éste, haremos lo siguiente : pegaremos un esparadrapo en el punto donde irán ubicadas las cuadernas sobre el interior del casco de forma que quede un trozo de esparadrapo sobrante por el exterior del casco. Pegaremos con un punto de cola térmica la cuaderna encima del esparadrapo y el trozo que queda en el exterior nos servirá para dar un tironcito y despegar la cuaderna del casco cuando llegue el momento.
Ya tenemos todo preparado para comenzar con la cubierta!!.