Trabajar con o sin “strongback”.

Cada diseñador de kayaks ofrece su técnica de trabajo en sus planos, pero nosotros podemos optar por trabajar con viga o sin ella, tanto si está contemplado en los planos como si no.

CON: quizás, la principal ventaja de trabajar con “strongback” es que siempre tendremos la estructura de trabajo montada a la hora de desmontar el casco y la cubierta.

Por eso, en el caso que nos ocupa actualmente en Nautilus Kayaks, el surfski modelo “Spray” de Guillemot, donde hemos trabajado sin strongback, hemos tenido que laminar elevando la cubierta sobre el casco para que ésta no se deformara. Si tratáramos de laminar la cubierta de otra forma esta se nos deformaría ya que las cuadernas sin viga no conservan su forma longitudinal y son flexibles como un acordeón!

SIN: Trabajar sin viga tiene la ventaja de la simplicidad a la hora del montaje de las cuadernas sobre una base de forma fácil y rápida.

Es una ventaja muy interesante si tenemos intención de fabricar casco y cubierta al mismo tiempo. Si tenemos espacio suficiente, esta es de hecho una excelente opción, aunque en este caso, tendremos que ser muy estrictos con las medidas para que al unir casco y cubierta coincidan perfectamente.

CON: Las desventajas de trabajar con viga serian el sobrecoste de comprar la viga en sí (normalmente de aluminio) y el trabajo de instalar las formas, los separadores entre formas etc. También en algunos modelos proa y popa quedan al aire adelantadas de la viga, algo a vigilar ya que no es difícil que estas puntas al aire puedan tener tendencia a desviarse del centro longitudinal del conjunto, aunque también esto tiene arreglo.

 

SIN: La desventaja principal de trabajar sin viga es a la hora de laminar la cubierta, ya que al extraerla queda sin las fortaleza que aporta la viga como comenté anteriormente.

Como todo las cosas las dos formas de trabajo nos aportan y nos complican en algunos puntos. Tendremos que valorar cual es el sistema que mejor se adapta a nuestra forma de enfocar la construcción.